Porque existen garabatos, y garabatos…

Un vistazo al pasado con una incalificable intervención en las murallas de Palma